hegel.net - Inicio   Lista de Artículo   Fenomenología del Espíritu   FAQ (Preguntas Frecuentes)   Juego   Información   correo electrónico
triángulo   Lista de Artículo   comienzo de página    en es

Una descripción corta de la filosofía de Hegel

Un extracto ligeramente editado del articulo “Hegel” de la Enciclopedia Británica de 1911.

 

 

Fenomenología del Espíritu/Mente

Hegelianismo es una de las más difíciles filosofías. Cada uno ha oído la leyenda que se dice de Hegel, " Un hombre me ha entendido, y aún él no lo tiene". Él bruscamente nos lanza en un mundo donde los viejos hábitos del pensamiento nos fallan. En tres sitios, de verdad, él ha intentado exponer la transición a su propio sistema a otros niveles de pensamiento; pero en ninguno con mucho éxito. En las conferencias introductorias sobre la filosofía de la religión él da una exposición razonada de la diferencia entre los modos de conocimiento en la religión y la filosofía (entre Vorstellung y Begriff). Al principio de la Enciclopedia él habla de los defectos del dogmatismo, empirismo, la filosofía de Kant y Jacobi. En el primer caso él trata la diferencia en el aspecto formal o psicológico; presenta su doctrina menos en su carácter esencial en especial relación con los sistemas prominentes de su tiempo. La Fenomenología de Espíritu/Mente ("Geist"), considerado como una introducción, sufre de un defecto diferente. Esto no es una introducción - la filosofía que debía introducir entonces no fue totalmente elaborado. Incluso lo último de Hegel no había externalizado su  sistema para tratarlo como algo que pueda ser conducido por pasos graduales. Su filosofía no era un aspecto de su vida intelectual, ha sido contemplado desde otros; esto era fruto de su madura reflexión, y se había convertido en la forma y principio de su pensamiento. Más que la mayoría de los pensadores reservados él había sido abierto a las influencias de su tiempo y a las lecciones de la historia.

 

La Fenomenología es la imagen de la filosofía Hegeliana en fabricación - la etapa anterior de que el andamio haya sido quitado del edificio. Por esta razón el libro es inmediatamente lo más brillante y lo más difícil de los trabajos de Hegel – La Fenomenología- ,es lo más brillante porque es de algún modo una autobiografía de la mente de Hegel - de una evolución lógica, la verdadera historia de un crecimiento intelectual; y la más difícil porque, en vez de tratar la elevación de la inteligencia (su primer aspecto en contraste con su presencia final en el mundo en todas las cosas) como un proceso puramente subjetivo, este expone esta elevación como un trabajo afuera de las épocas históricas, características nacionales, formas de cultura y fe, y sistemas filosóficos. El tema es idéntico con la introducción de la Enciclopedia; pero se trata en un estilo muy diferente. A partir de todos los períodos del mundo - de piedad medieval y orgullo stoical, Kant y Sophocles, ciencia y arte, religión y filosofía - con desdén de la mera cronología, Hegel recolecta en los viñedos del alcohol humano las uvas de las cuales él machaca el vino del pensamiento. La mente que viene con mil fases del error y de la decepción a un sentido y a una realización de su posición verdadera en el universo - tal es el drama que es consciente de la propia historia de Hegel, pero se representa objetivo como el proceso de la historia espiritual que el filósofo reproduce. La Fenomenología esta parado en la Enciclopedia como los diálogos de Platón están parados a los tratados aristotélicos. Contiene casi toda su filosofía - pero irregular y sin la proporción debida. El elemento personal da una prominencia indebida a los fenómenos recientes de la atmósfera filosófica. Es la cuenta dada por un inventor de su propio descubrimiento, no la explicación de un forastero. Por lo tanto asume hasta cierto punto  la primera posición y que propone en última instancia alcanzar, y no da una prueba de esa posición, sino una cuenta de la experiencia (Erfahrung) por la cual el sentido es forzado a partir de una posición a otra hasta que encuentra resto en los Absolutos Wissen.

 

La Fenomenología no es ni mera psicología, ni lógica, filosofía no moral, ni historia, pero es todos éstos y mucho más. Necesita no la destilación, sino extensión e ilustración del pensamiento y de la literatura contemporánea y antecedente. Trata de las actitudes del sentido hacia realidad bajo seis jefes del sentido, de la cohibición, de la razón (Vernunft), del espíritu/mente (Geist), de la religión y del conocimiento absoluto. La actitud del sentido hacia la existencia es confianza en la evidencia de los sentidos; pero una pequeña reflexión es suficiente para demostrar que la realidad atribuida al mundo externo es tanto debido a los conceptos intelectuales en cuanto a los sentidos, y que estos conceptos eluden, cuando intentamos fijarlos. Si el sentido no puede detectar un objeto permanente fuera de él, así que cohibición tampoco puede encontrar un tema permanente en sí mismo. Puede, como el Stoic, afirmar la libertad por el asimiento de adentro a distancia de los enredos de de la vida real, o como el escéptico considera el mundo como una ilusión, o finalmente, como el “sentido infeliz” (Unglückliches Bewusstsein), puede ser alcanzar recurrente de una perfección que esto ha colocado susodicho ello en el cielo. Pero en este aislamiento del mundo, la cohibición ha cerrado sus puertas contra la corriente de la vida. La opinión de esto es razón. La razón convenció que el mundo y el alma son parecidos racionales observan los fenómenos externos mundiales, mentales, y sobre todo el organismo nervioso, la tierra como la reunión del cuerpo y de la mente. Pero la razón encuentra mucho en el mundo no que reconoce ningún pariente con ella, y entonces la vuelta a la actividad práctica busca en el mundo la realización de sus propios objetivos. Cualquiera en un modo ordinario persigue su propio placer, y encuentra ella que la necesidad neutraliza sus ansias; o procura encontrar el mundo la armonía con el corazón, y aún ella está indispuesta a ver aspiraciones finas cristalizadas según el acto de la realización. Finalmente, incapaz de hacerlo sobre el mundo para finales egoístas o humanitarios, dobla sus brazos en la virtud farisaica, con la esperanza que algún poder oculto dará la victoria a la honradez. Pero el mundo continúa en su vida, desatenta de las demandas de virtud. El principio de la naturaleza debe vivir y dejar vivo. La razón abandona sus esfuerzos para moldear el mundo, y contenta de dejar a los objetivos de los individuos resuelvan sus resultados por separado, sólo interviniéndose para los casos preceptos donde esta el conflicto de acciones individual, y probar estos preceptos según las reglas de lógica formal.

 

Hasta ahora hemos visto el conocimiento por un lado y el verdadero mundo por el otro. La etapa de Geist revela el sentido no más crítico y antagónico que como el espíritu dejado en un órgano de una comunidad, como no más aislado de su entorno, pero la unión del conocimiento solo y verdadero con el sentimiento vital que anima la comunidad. Esto es la etapa más baja de vida -conocimiento concreta, y no el conocimiento; el espíritu inspira, pero no reflexiona. Esto es la edad de la moralidad inconsciente, cuando la vida del individuo es perdida en la sociedad de cual él es un miembro orgánico. Pero la cultura creciente presenta nuevos ideales, y la mente, absorbiendo el espíritu ético de su ambiente, gradualmente se emancipa de convenciones y supersticiones. Esta aclaración ("Aufklärung") prepara el camino para la regla de conciencia, para la mirada moral del mundo como el sujeto de una ley moral. Del mundo moral el siguiente paso es la religión; la ley moral da paso a Dios; pero la idea de Deidad, también, como primero aparece, es imperfecta, y tiene que pasar por las formas de adoración de naturaleza y de arte antes de que esto alcance una expresión llena en el cristianismo. La religión en esta forma es el paso más cercano a la etapa de conocimiento absoluto; y este conocimiento absoluto - ' el espíritu de conocerse como el espíritu- "no es algo que abandona estas otras formas detrás, pero la comprensión llena de ellos como los componentes orgánicos de su Imperio; ellos son la memoria y el sepulcro de su historia, y al mismo tiempo la actualidad, la verdad y la certeza de su trono. " Aquí, según Hegel, es el campo de filosofía.

 

 

1 - Ciencia de la lógica

El prefacio a la Fenomenología señaló la separación de Schelling - el adiós al romántico. Esto declaró que una filosofía genuina no tiene ningún pariente con las meras aspiraciones de mentes artísticas, pero debe ganar su pan por el sudor de su frente. Esto pone su cara contra el idealismo que tronado contra el mundo para sus carencias, o buscado algo más fino que la realidad. La filosofía debe ser la ciencia del mundo real - esto es el espíritu de comprenderse en sus propias externalizaciones y manifestaciones.

 La filosofía de Hegel es idealismo, pero es un idealismo en el cual cada unificación idealista tiene su otra cara en la multiplicidad de existencia. Es realismo así como idealismo, y nunca para su asimiento en hechos. Comparado con Fichte y Schelling, Hegel tiene un carácter sobrio, duro, realista. Más adelante, con la llamada de Schelling a Berlín en 1841, llegó a estar de moda hablar de Hegelianismo como filosofía negativa que requería para ser complementado por una filosofía "positiva" que daría la realidad y no meras ideas. El grito era el mismo como él de Krug, preguntando a los filósofos que expusieron el absoluto por interpretar su pluma. Esto era el grito de la escuela Evangélica por un personal Cristo y no de los Logos dialécticos. Las reclamaciones del individuo, el hecho verdadero, material e histórico, fue dicho, había sido sacrificado por Hegel al universal, el ideal, el espiritual y el lógico.

 

Había una verdad en estas críticas. Esto era el objetivo mismo de Hegelianismo dar fluido a las fases fijas de la realidad - para mostrar la existencia por no ser una roca inmueble que limita los esfuerzos del pensamiento, pero haber pensado implícito en ello, esperando la liberación de la petrificación. La naturaleza era más, como con Fichte, un trampolín para evocar los poderes latentes del espíritu. Ni era, como en el sistema anterior de Schelling, ser una progenie colateral de mente de la misma matriz de la indiferencia y de la identidad. La naturaleza y la mente en el sistema Hegeliano - el externo y el mundo espiritual - tienen el mismo origen, pero no son ramas iguales. El mundo natural procede "de la idea", el espiritual de la idea y la naturaleza. Es imposible, comenzando con el mundo natural, explicar la mente por cualquier proceso de destilación o desarrollo a no ser que el conocimiento o su potencialidad hayan estado allí desde el principio. La realidad, independiente del conocimiento individual, luego debe ser; la realidad, independiente de toda la mente, es una imposibilidad. En la base de toda realidad, material o mental, hay pensamiento. Pero el pensamiento así considerado como la base de toda la existencia es el conocimiento con su distinción de ego y no-ego. Esto es más bien la materia de cual esta hecha la mente y la naturaleza, ni ampliado como en el mundo natural, ni egocéntrico como en mente. Pensamiento en su forma primaria es, como era, a fondo transparente y absolutamente fluido, libre y mutuamente ínter penetrable en cada parte - el espíritu en su vida seráfica científica, antes de que la creación hubiera producido un mundo natural, y hubiera pensado se había elevado a la existencia independiente en el organismo social. El pensamiento en primario, la forma, cuando esta en todas sus partes completadas, es lo que Hegel llama "la idea". Pero la idea, aunque fundamentalmente, está en otro sentido final, en el proceso del mundo. Sólo aparece en el conocimiento como el desarrollo supremo de la mente. Sólo con la filosofía se hace el pensamiento totalmente consciente de sí en su origen y desarrollo. En consecuencia la historia de la filosofía es la presuposición de la lógica, o las tres ramas de la filosofía forman un círculo.

 

 La exposición o la constitución de la “idea” es el trabajo de la lógica. Mientras que el sistema total cae en tres porciones, así que cada parte del sistema sigue la ley triádica. Cada verdad, cada realidad, tiene tres aspectos o etapas; es la unificación de dos elementos contradictorios, de dos aspectos parciales de la verdad que no sean simplemente contrarios, como blanco y negro, pero contradictorio, como iguales y diferente. El primer paso es una afirmación y una unificación preliminar, el segundo una negación y diferenciación, el tercero una síntesis final. Por ejemplo, la semilla de la planta es una unidad inicial de la vida, que cuando está colocada en su suelo apropiado sufre la desintegración en sus consitutución, pero en virtud de su unidad vital mantiene estos elementos divergentes juntos, y reaparece como la planta con sus miembros en la unión orgánica. U otra vez, el proceso de la inducción científica es una cadena triple; la hipótesis original (la primera unificación del hecho) se parece derretir cuando está enfrentada con hechos opuestos, pero ningún progreso científico es posible a menos que el estímulo de la unificación original sea bastante fuerte para abrochar los hechos discordes y establecer una reunificación. La tesis, la antítesis y la síntesis, un fórmula de Fichtean, es generalizada por Hegel en la ley perpetua del pensamiento (para una discusión de estos tres pasos de Hegel, ver los párrafos 79-82 de su enciclopedia).

 

En lo que podemos llamar su aspecto psicológico, estas tres etapas se conocen como la etapa abstracta, o la de entender (Verstand), la etapa dialéctica, o la de la razón negativa, y la etapa especulativa, o la de la razón positiva (Vernunft). El primer de estas actitudes tomadas solamente es dogmatismo; el segundo, cuando está aislado semejantemente, es escepticismo; el tercero, cuando es inexplicado por sus elementos, es misticismo. Así el Hegelianismo reduce el dogmatismo, el escepticismo y el misticismo a los factores en filosofía. El pensador abstracto o dogmático cree su objeto por ser uno, simple e inmóvil, e inteligible aparte de su rodear. Él habla, p ej., como si la especie y géneros fueron fijados e inmutable; y fijando su ojo en las formas ideales en su pureza y mismo, él desprecia el mundo fenomenal, de dónde esta identidad y persistencia están ausentes. La dialéctica de la razón negativa groseramente disipa estas teorías. Apelando a la realidad esto muestra que la historia contradice a la identidad y la permanencia de formas; en vez de la unidad esto expone la multiplicidad, en vez de la diferencia de identidad, en vez de un todo, sólo se separa. La dialéctica es, por lo tanto, una energía que disloca; esto sacude las estructuras sólidas de pensamiento de material, y exhibe la inestabilidad latente en tales conceptos del mundo. Esto es el espíritu de progreso y cambio, el enemigo de la convención y conservadurismo; es el malestar absoluto y universal. En el reino del pensamiento abstracto estas transiciones ocurren ligeramente. En los mundos de la naturaleza y de la mente son más palpables y violentas. Este Hegel parece en el lado de la revolución. Pero la razón no es negativa solamente; mientras que desintegra la unidad total o inconsciente, acumula una nueva unidad con una organización más alta. Pero esta tercera etapa es el lugar del esfuerzo, requiriendo ni la entrega de la unidad original ni no hacer caso de la diversidad sugerida luego. El estímulo de la contradicción es sin duda el fuerte; pero la manera más fácil de escaparlo es cerrar nuestros ojos a un lado de la antítesis. Qué se requiere, por lo tanto, es reajustar nuestra tesis original a fin de incluir y dar la expresión de ambos elementos en el proceso.

 

El universo, entonces, es un proceso o un desarrollo, al ojo de la filosofía. Es el proceso del absoluto - en la lengua religiosa, la manifestación del dios. En el fondo de todo el absoluto está eternamente presente; el movimiento rítmico del pensamiento es el auto-revelación del absoluto. Dios se revela en la idea lógica, en la naturaleza y en mente; pero la mente no está consciente de su rotundidad en cada etapa de desarrollo. La filosofía solo ve a Dios revelarse en el organismo ideal de pensamiento como una deidad posible antes del mundo y a cualquier relación entre Dios y la actualidad; en el mundo natural, como una serie de fuerzas materializadas y formas de vida; y en el mundo espiritual como el alma humana, la orden legal y moral de la sociedad, y las creaciones del arte, la religión y la filosofía.

 

Esta introducción del absoluto llegó a ser tropezar-bloquea a Feuerbach y a otros miembros de lo “izquierdo”. Rechazaron como interpolación ilegítima el tema eterno del desarrollo, y, en vez de un dios de continuación como el tema de todos los predicados por los cuales en la lógica el absoluto es definido, asumido sólo una serie de ideas, productos de actividad filosófica. Negaron el valor teológico de las formas lógicas - el desarrollo de estas formas que estaban en su opinión debido al pensador humano, no a un absoluto auto-revelación. Así ellos hicieron el hombre el creador del absoluto.

 

Pero con esta modificación en el sistema otros siguieron necesariamente; una mera serie lógica no podía crear la naturaleza. Y así el universo material se hizo el verdadero punto de partida. El pensamiento se convirtió en solamente el resultado de las condiciones orgánicas - subjetivas y humanas; y el sistema de Hegel era no más una idealización de la religión, pero una teoría naturalista con una lógica prominente y peculiar.

 

La lógica de Hegel es el único rival a la lógica de Aristóteles. Por qué Aristóteles hizo por la teoría de razonamiento demostrativo, Hegel intentó hacer por todo conocimiento humano. Su lógica es una enumeración de las formas o categorías por las cuales nuestra experiencia existe. Realizó la doctrina de Kant de las categorías como principios sintéticos a priori, pero quitó la limitación por la cual Kant negó cualquier valor constitutivo excepto en alianza con experiencia. Según Hegel los términos en los cuales los objetos expuestos del pensamiento en sí mismo son un sistema de sus propios, con leyes y relaciones que reaparecen en una forma menos obvia en las teorías de la naturaleza y la mente. Tampoco ellos son restringidos al pequeño número que Kant obtenido por manipulando la subdivisión corriente de juicios. Pero todas las formas por las cuales el pensamiento sostiene sensaciones en la unidad (los elementos formativos o sintéticos de la lengua) tenían su lugar asignado en un sistema donde uno conduce  y pasa sobre otro.

 

El hecho del cual el pensamiento ordinario no hace caso, y de cual lógica ordinaria por lo tanto no proporciona ninguna cuenta, es la presencia de gradación y continuidad en el mundo. Los términos generales de la lengua simplifican el universo reduciendo su variedad de individuos a algunas formas, ninguna de las cuales existe simplemente y perfectamente. El método de la comprensión es dividir y después dar una realidad separada a lo que se ha distinguido así. Esto es la parte del plan de Hegel de remediar este carácter unilateral del pensamiento, desvelando las gradaciones de ideas. Él pone la tensión especial en el punto que las ideas abstractas cuando están sostenidas en su abstracción son casi permutables con sus contrarios - que los extremos se encuentran, y que en cada idea verdadera y concreta hay una coincidencia de contrarios.

 

El principio de la lógica es una ilustración de esto. La idea lógica es tratada bajo los tres jefes ser (Sein), la esencia (Wesen) y el concepto/noción/comprensión (Begriff). El término más simple del pensamiento es ser; no podemos pensar en nada menos que cuando simplemente decimos que es. Siendo el resumen "es" - no es nada definido, y nada al menos es. Siendo y no ser así es declarado idéntico una proposición que en esta forma descalificada era a la mayoría de la gente un escollo en la puerta misma del sistema. En vez del mero "es" que no es aún nada, nosotros más bien deberíamos decir "se hace", y como "se hace" siempre implica "algo", tenemos determinar que ser - " un ser " que en la siguiente etapa de carácter decisivo se hace "el que". Y de este modo pasamos a los aspectos cuantitativos de ser.

Los términos trataron bajo la primera cabeza, además de aquellos ya mencionados, son los principios abstractos de cantidad y número, y su uso en la medida para determinar los límites del ser. Bajo título de la esencia se discute esos pares de los términos correlativos que habitualmente son empleados en la explicación del mundo - como la ley y el fenómeno, la causa y el efecto, la razón y la consecuencia, la sustancia y el atributo. Bajo el jefe de la noción son considerados, en primer lugar, las formas subjetivas de concepto, juicio y silogismo; n segundo lugar, su realización en objetos como mecánicamente, químicamente o teleológica mente constituido; y en tercer lugar, el la idea primero de la vida, y siguiente de ciencia, como la interpenetración completa del pensamiento y de la objetividad. La tercera parte de la lógica es evidentemente qué contiene los asuntos tratados generalmente en libros lógicos, aunque aún aquí la provincia de lógica en el sentido ordinario este excedida. Las dos primeras divisiones - " la lógica objetiva " - es lo que por lo general llaman la metafísica.

 

La característica del sistema es la manera gradual en la cual la idea se liga a la idea para hacer la división en capítulos sólo un arreglo de conveniencia. El juicio es completado en el silogismo; la forma silogística como la perfección del pensamiento subjetivo pasa en la objetividad, donde primero aparece incorporado en un sistema mecánico; y el objeto teleológico, en el cual los miembros son como el medio y el final, conduce hasta la idea de vida, donde el final es el medio y quiere decir el final indisolublemente hasta la muerte. En algunos casos estas transiciones pueden ser insatisfactorias y forzadas; es evidente que el desarrollo lineal del "ser" a la "idea" es conseguido por estar transformando en un orden lógico la secuencia que aproximadamente ha prevalecido en la filosofía del Eleatics; los casos - podrían ser citados donde el razonamiento parece un juego de palabras; y a menudo puede ser dudado si ciertas ideas no implican consideraciones extra-lógicas. El orden de las categorías es en su mayoría son contornos fijos; pero en el menor detalla mucho del filósofo, que tiene que llenarse en los huecos entre ideas, con poca dirección de los datos de la experiencia, y asignar a las etapas de los nombres desarrollo que de vez en cuando dan apenas con la lengua. El mérito de Hegel es haber indicado y haber exhibido en gran parte la filiación y la limitación mutua de nuestras formas de pensamiento; haberlos arreglado en la orden de su capacidad comparativa de dar una expresión satisfactoria de la verdad en la totalidad de sus relaciones; y haberse estropeado la partición que en Kant se separó la lógica formal de la trascendental analítica, así como la interrupción general entre la lógica y la metafísica. Debe al mismo tiempo ser admitido que mucho del trabajo de entrelazar los términos del pensamiento, las categorías, en un sistema tiene un carácter hipotético y provisional, y que Hegel más bien ha indicado el camino que la lógica debe seguir, una crítica de los términos del pensamiento científico y ordinario en su filiación e interdependencia, que él en cada caso a mantenido la manera derecha- Al día para una investigación más completa de este problema en parte dependerá del progreso del estudio de la lengua en la dirección delimitada por W. von Humboldt.

 

2 - Filosofía de la naturaleza

La Filosofía de la Naturaleza (el segundo libro de la ‘Enciclopedia’) comienza con el resultado del desarrollo lógico, con la “idea” científica. Pero las relaciones del pensamiento filosófico puro, perdiendo su esencia, aparecen como las relaciones de espacio y tiempo; el desarrollo abstracto de la naturaleza del pensamiento aparece como la materia y el movimiento. En vez del pensamiento, tenemos la percepción; en vez de dialéctica, gravitación; en vez de causalidad, secuencia a tiempo. El todo se cae bajo los tres jefes de la mecánica, la física y lo "orgánico" - el contenido en cada varia algo en las tres ediciones de la Enciclopedia.

Los primeros convites del espacio, tiempo, materia, movimiento; y en la Sistema Solar tenemos la representación de la idea en su forma material general y abstracta.

 

Bajo el jefe de la física tenemos la teoría de los elementos, del sonido, calor y cohesión, y finalmente de afinidad química - la presentación de los fenómenos de cambio material e intercambio en una serie de las fuerzas especiales que generan la variedad de la vida de la naturaleza.

 

Finalmente, bajo jefe de lo “orgánico”, vienen la geología, la botánica y la fisiología del animal - presentación de los resultados concretos de estos procesos en los tres reinos de la naturaleza.

 

Las cargas de analogías superficiales, impulsadas tan libremente contra el “Naturphilosophie” por los críticos que se olvidan del impulso que dio a la investigación física por la identificación de las fuerzas entonces creídas ser radicalmente distintas, no afectan particularmente a Hegel. Pero en general puede ser dicho que él miraba abajo sobre el mundo natural mero. El más malo de las suposiciones de la mente y el más ocasional de sus caprichos que él consideró como una mejor autorización para el ser de Dios que cualquier objeto solo de naturaleza. Los que supusieron la astronomía inspirar el temor religioso fueron horrorizados por oír que las estrellas compararon a las manchas eruptivas sobre la cara del cielo. Incluso en el mundo animal, la etapa más alta de la naturaleza, él vio un fracaso de alcanzar un sistema independiente y racional de organización; y sus sentimientos bajo, la violencia continua y las amenazas del ambiente él describió como inseguro, deseoso e infeliz.

 

El punto de vista de Hegel esencialmente estuvo opuesto a las opiniones corrientes de ciencia. A la metamorfosis él sólo permitió a un valor lógico, como la explicación de la clasificación natural; la única verdadera, en la metamorfosis existente él vio  el desarrollo del individuo de su etapa embrionaria. Todavía más claramente hizo él contraviene la tendencia general de explicación científica. “Se sostiene el triunfo de la ciencia por reconocer en el proceso general de la tierra las mismas categorías que se exhiben en los procesos de cuerpos aislados. Esto es, sin embargo, un uso de categorías de un campo donde las condiciones son finitas a una esfera en la cual las circunstancias son infinitas”. En astronomía él desprecia los méritos de Newton y eleva a Kepler, acusando a Newton en particular, la distinción de las fuerzas centrífugas y centrípetas, conduciendo a una confusión entre lo que debe matemáticamente ser distinguido y que es físicamente separado. Los principios que explican la caída de una manzana no lo harán para los planetas. En cuanto a color, él sigue a Goethe, y utiliza lengua fuerte contra la teoría del Newton, para el barbarismo del concepto que la luz es un compuesto, la incorrección de sus observaciones, etc. En química, otra vez, él se opone a la manera de la cual todos los elementos químicos se tratan en el mismo nivel.

 

 

3 - Filosofía del Espíritu/Mente

La tercera parte del sistema es el " Philosopie des Geistes”. Las tres divisiones de la Filosofía del Espíritu/Mente ("Geist") son:

 

 

Los temas de estas divisiones, especialmente de las segundas y terceras divisiones, han sido tratados por Hegel con  gran detalle. El “Espíritu objetivo” es el asunto de la Rechts-Filosofía, y de las conferencias en la filosofía de la historia; mientras que en el “Espíritu absoluto” tenemos las conferencias estéticas, en la filosofía de la religión y en la historia de la filosofía - en fin, más de la mitad de su trabajo.

 

 

3.1 - Espíritu/Mente Subjetivo

 

La rama puramente psicológica del sujeto toma la mitad del espacio asignado a "Geist" en la ‘Enciclopedia’. Bajo los tres jefes de la antropología, la fenomenología y la psicología apropiada.

 

La antropología trata de la mente en la unión con el cuerpo - del alma natural - y habla de las relaciones del alma con los planetas, las carreras de humanidad, las diferencias de los mayores de edad, sueños, el magnetismo de animal, la locura y la frenología. En esta región obscura es rico en sugerencias y acercamientos; la choza el ingenio de estas conjeturas atrae la curiosidad más que satisfacer la pregunta científica.

 

En la Fenomenología, el conocimiento, la cohibición y la razón son tratadas. El título de la sección y la memoria del contenido, aunque con algunas variaciones importantes, la temprana mitad de su primer trabajo; solamente que aquí ha desaparecido el fondo histórico en el cual las etapas en el desarrollo del ego fueron representadas.

 

La Psicología, en el sentido más estricto, trata con varias formas de intelecto teórica y práctica, como la atención, la memoria, el deseo y va a. voluntad.

 

En esta cuenta el desarrollo de un independiente, activo e inteligente ser de la etapa donde el hombre como la Dríada es una parte de la vida natural alrededor de él, Hegel ha combinado lo qué se puede llamar una fisiología y patología del la mente -a mucho más amplio que las de psicologías ordinarias, y una de importancia intrínseca enorme. Es, desde luego, fácil para dejar de lado estas preguntas sin respuesta, y encontrar la artificialidad en el arreglo. Todavía sigue siendo un gran punto incluso haber procurado un cierto sistema en las anomalías oscuras que mienten bajo el conocimiento normal, y haber remontado la génesis de las facultades intelectuales de la sensibilidad animal.

 

 

3.2 - Espíritu/Mente Objetivo

La teoría de la mente como objetivación en las instituciones de la ley, de la familia, la sociedad y del estado es hablada en la “filosofía del derecho”. Comenzando con la antítesis de un sistema legislativo y de una moralidad, Hegel, realizando el trabajo de Kant, presenta la síntesis de estos elementos en la vida ética (Sittlichkeit) de la familia, de la sociedad y del estado. Tratando la familia como una realización instintiva de la vida moral, y no como el resultado de contrato, él muestra como por el medio de más amplias asociaciones debido a intereses privados como la casa llena del espíritu moral, donde la intimidad de interdependencia es combinada con la libertad de crecimiento independiente. El estado es la consumación de hombre como finito; esto es el punto de partida necesario de dónde las subidas de espíritu a una existencia absoluta en las esferas de arte, religión y filosofía. En el estado finito mundial o temporal, la religión, como la organización finita de una iglesia, es, como otras sociedades, subordinado al estado. Pero sobre otro lado, como el espíritu absoluto, la religión, como el arte y la filosofía, no están sujetas al estado, pero pertenece a una región más alta.

 

El estado político es siempre un individuo, y las relaciones de estos estados el uno con el otro y el "espíritu mundial" de cual ellos son las manifestaciones constituyentes del material de historia. Las Conferencias sobre la Filosofía de la historia, corregida por Gans y posteriormente por Karl Hegel, son de los más populares trabajos de Hegel. La historia del mundo es una escena de juicio donde un pueblo y uno solo sostienen por un rato el cetro, como el instrumento inconsciente del espíritu universal, hasta otras ascendidas de su lugar, con una medida más completa de la libertad - una superioridad más grande a las obligaciones de circunstancia natural y artificial. Tres períodos principales - Oriental, el clásico y el germánico - en cuál, respectivamente el solo se déspota, el orden dominante, y el hombre como el hombre que posee la libertad - constituyen la historia del mundo. La inexactitud detalladamente y el artificio en el arreglo de pueblos aislados son inevitables en tal esquema. Un error más grave, según algunos críticos, consiste en que Hegel, lejos de dar una ley de progreso, parece sugerir que la historia del mundo se acerque a un final, y simplemente haya reducido el pasado a un fórmula lógica. La respuesta a este precio(carga) es en parte que tal ley parece inalcanzable, y en parte que el contenido idealista del presente(regalo) cuales extractos de filosofía son siempre un avance sobre el hecho real, y tan lanza una luz en el futuro. Y por lo menos el método es mayor que el empleo de Hegel de esto.

 

 

3.3 - Espíritu/Mente Absoluto

Tanto  Aristóteles como con Hegel - más allá de la esfera ética y política se eleva el mundo del espíritu absoluto del arte fino, la religión y la filosofía. La distinción psicológica (mirar la división de Hegel del intelecto teórica dentro de su psicología) entre las tres formas es la percepción sensual (Anschauung) como el primer método del concepto (de la concepción), figurado (Vorstellung) del segundo pensamiento y libre (Begriff) en el tercio.

 

3.3.1 - Filosofía de Arte Fino

 

La obra de arte, la primera encarnación de mente absoluta, muestra una conformidad sensual entre la idea y la realidad en la cual es expresado. La belleza supuesta de la naturaleza es para Hegel una belleza adventicia. La belleza de arte es una belleza nacida en el espíritu del artista y nacida otra vez en el espectador; esto no se parece a la belleza de cosas naturales, un incidente de su existencia, pero es " esencialmente una pregunta, una dirección a un pecho que responde, una llamada al corazón y el espíritu”. La perfección del arte depende del grado de intimidad en la cual la idea y la forma aparecen trabajadas el uno en el otro. De la proporción diferente entre la idea y la forma en la cual es realizado surgen tres formas diferentes de arte. *********Cuando la idea, en sí mismo indefinido, no se hace ninguna remota lucha y el esfuerzo para su expresión apropiada, tenemos lo simbólico, que es lo Oriental, la forma de arte, que procura compensar su expresión imperfecta por estructuras colosales y enigmáticas En la segunda forma o clásica de arte la idea de humanidad encuentra una representación sensual adecuada. Pero esta forma desaparece con el fallecimiento de la vida nacional  griega, y sobre su derrumbamiento sigue al romanticismo, la tercera forma del arte; donde la armonía de la forma y el contenido otra vez se pone defectuosa, porque el objeto del arte cristiana - el espíritu infinito - es un tema demasiado alto para el arte. El corresponder a esta división es la clasificación de las artes. Primero viene la arquitectura - en el arte principal, simbólico; entonces la escultura, en el Arte Clásico por excelencia; se encuentran, sin embargo, en las tres formas. La pintura y la música son artes especialmente románticas. Finalmente, como una unión de la pintura y la música viene la poesía, donde el elemento sensual es subordinado al espíritu.

 

Las conferencias sobre la Filosofía de Arte Fino se apartan en gran parte en la siguiente esfera y moran con el entusiasmo sobre la conexión cercana del arte y religión; y la discusión de la decadencia y el alzar de las religiones, de las calidades estéticas de leyenda cristiana, de la edad de la caballerosidad, etc., hace el Estético un libro de interés variado.

 

 

3.3.2 - Filosofía de la religión

 

Las conferencias sobre la Filosofía de Religión, aunque desigual en su composición y perteneciendo a fechas diferentes, sirven para exponer la conexión vital del sistema con el cristianismo. La religión, como el arte, es inferior a la filosofía como un exponente de la armonía entre el hombre y el absoluto. En ello lo absoluto existe como en la poesía y la música desde el corazón, en la esencia del sentimiento.

 

Hegel después de la exposición de la naturaleza de religión pasa hablar sobre sus fases históricas, pero en el estado inmaduro las  ciencias religiosas caen en varios errores. En el fondo de la escala de la adoración de la naturaleza él coloca la religión de la brujería. Las gradaciones que siguen son repartidas con alguna incertidumbre entre las religiones del Este. Con la religión persa de la luz y el egipcio de los enigmas pasamos a aquella fe donde la Deidad toma la forma de una individualidad espiritual, p. ej., la religión hebrea (de sublimidad), el griego (de belleza) y el romano (de adaptación).

 

 El último viene la religión absoluta, en la cual el misterio de la reconciliación entre Dios y hombre es una doctrina abierta. Esto es el cristianismo, en la cual Dios es una Trinidad, porque Él es un espíritu. La revelación de esta verdad es el tema de las Escrituras Cristianas. Para el Hijo de Dios, en el aspecto inmediato, es el mundo finito de naturaleza y hombre, que lejos de estar en uno con su Padre es al principio en una actitud de alejamiento. La historia de Cristo es la reconciliación visible entre el hombre y lo eterno. Con la muerte de Cristo esta unión, dejando de ser un mero hecho, se hace una idea vital - el Espíritu de Dios que mora en la comunidad cristiana.

 

 

3.3.3 - Filosofía

Las conferencias en la historia de la filosofía se ocupan desproporcionadamente de las variadas épocas, y en alguna fecha a partir del principio de la carrera de Hegel. En el intentar sujetar la historia a la orden de la lógica se entienden mal las historias de las ideas. Pero crearon la historia de la filosofía como un estudio científico. Demostraron que una teoría filosófica no es un accidente o un capricho, pero un exponente de su edad se determinó sus antecedentes y ambientes, y dando sus resultados al futuro.

 

(El texto arriba fue tomado del artículo de Hegel en la enciclopedia Britannica de 1911 y corregido levemente por Hegel.Net)

 

 

Traducción por Willca Romero, Argentina.



correo electrónico? webmaster@hegel.net

^
Copyright © 1911 by Enciclopedia Britannica 1911.

Terms of Use   Privacy Policy